30 julio 2014

En los últimos años una parte de mi docencia como Profesor Titular de Universidad se ha desviado de la Química Orgánica a la Didáctica de la Química para el Grado de Educación Primaria en la Universidad de La Rioja. Son unos pocos créditos pero que me han servido para ver, analizar y poder opinar de la enseñanza de la Química desde otro punto de vista. Muchas de estas opiniones las he ido desgranado en el blog (http://mascienciapf.blogspot.com.es/2013/03/ensenar-ensenar-quimica-para-ninos.html y http://mascienciapf.blogspot.com.es/2013/07/blog-sobre-la-ensenanza-de-la-quimica.html) y en programas como Educa en Digital (http://mascienciapf.blogspot.com.es/2013/05/ensenanza-de-la-quimica-tras-la_24.html) y El nanoscopio (http://mascienciapf.blogspot.com.es/2013/11/algunas-reflexiones-para-una-ensenanza.html).

Los profesionales de la Química (profesores, científicos, trabajadores, empresarios…) nos quejamos muchas veces de la mala imagen que esta Ciencia tiene entre la Sociedad. Sin duda muchas son las acciones que de forma conjunta o individual se pueden desarrollar para cambiar esa percepción y la celebración del Año Internacional de la Química fue una buena muestra. Sin embargo, si pensamos a más largo plazo y que este cambio de percepción sea sólido debemos acudir a la Educación. Y esta acción debe de ser conjunta en todos los niveles educativos, empezando por la Educación Primaria. Puede sorprender que hablemos de Química en Educación Primaria y de hecho es extraordinario encontrar la palabra Química en los temarios de este nivel educativo. Inmersa actualmente en la asignatura Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural muchas veces los conceptos químicos se ven perdidos en una maraña de materias. El nuevo Real Decreto (126/2014) divide esta asignatura en Ciencias Sociales y Ciencias Naturales. Esta división puede suponer una oportunidad para aumentar y consolidar contenidos científicos a través de los estándares de aprendizaje evaluables. Sin embargo, con respecto al anterior plan se han perdido contenidos que antes sí aparecían. Solo el desarrollo completo de la nueva ley nos permitirá analizar si, como debería ser en pleno siglo XXI, el peso de la Ciencia y de la Química, se ve incrementado en la Educación Primaria

Experimentación y observación. El comienzo de la Ciencia.

Pero, ¿es necesario ver contenidos de Química en Primaria? Y, ¿es posible impartir estos conocimientos y que los alumnos los asimilen? Como os podéis imaginar mi respuesta a las dos preguntas es que sí. Intentaré razonarlo a lo largo del post. Primero quiero analizar la Química en Primaria desde dos puntos de vista. El profesor y el alumno.

   a)    Profesores de primaria

Los profesores de Primaria que actualmente están impartiendo docencia en los colegios proceden de la antigua diplomatura de Magisterio. En estos momentos están empezando a salir los primeros graduados en Educación Primaria. Diferencia fundamental: han pasado de cursar 3 años a 4 años. Eso ha permitido introducir alguna materia más, que en función de las universidades ha beneficiado a disciplinas como la Química. Sin embargo, algo no ha cambiado y creo que es clave, la formación previa del alumnado a la entrada en la universidad. Aquellos alumnos que en la etapa de secundaria quieren orientar sus estudios a la enseñanza en edades tempranas van dejando progresivamente de recibir docencia de asignaturas relacionadas con la Ciencia. De esta forma, una gran mayoría de los futuros maestros han dejado de ver la Química en 3º de ESO. Así que solo han adquirido unos pocos conocimientos más de los que van a tener que enseñar a los alumnos de Primaria. ¿Es sensato? Creo que no. Este año, al comienzo de mi parte dentro de la asignatura Didáctica de las Ciencias Experimentales: Física y Química, realicé una encuesta entre mis alumnos con diversas preguntas. Una de ellas fue: ¿cuál fue el último curso que recibiste docencia de Química? En la siguiente gráfica se muestra el conjunto de las respuestas. De 74 alumnos, 52 no recibieron docencia relacionada con Química en Bachillerato.


La formación de los futuros alumnos de los grados de Educación debería tener unos sólidos conocimientos científicos adquiridos en la etapa de bachillerato. No es preciso una Química o una Física como la que necesitan los alumnos que ingresan en estudios científicos, pero es fundamental una visión rigurosa y moderna de estas materias. Y lo que es más importante, no deberían odiar las Ciencias y la Química en particular. El recuerdo de la Química, a parte de lejano, no es agradable para esos futuros maestros. Formulación, tabla periódica, memoria, más memoria. Si queremos tener unos maestros que impulsen la Química en Primaria necesitamos que tengan una formación sólida y guarden una visión agradable de la misma. Aprovechar la experimentalidad y la cotidianidad de la Química es en este caso es fundamental.

Estos aspectos se ven reflejados también en la siguiente pregunta de la encuesta: valora de 1 a 10 tus conocimientos previos en Química. Pienso que lo ideal es que esa valoración estuviera mucho más centrada. Vuelvo a insistir en que no es preciso que los futuros maestros tengan una formación científica a nivel de estudios científicos o ingenieriles. Lo que es necesario es que ellos se encuentre relativamente cómodos enseñando los conceptos básicos de estas materias.


  
 b)   Alumnos de Primaria

Los alumnos de Primaria tienen curiosidad, los alumnos de Primaria hacen preguntas, a los alumnos de Primaria les encantan los experimentos. Son ideales para impartir Ciencias Experimentales. Están en la edad ideal para que puedan experimentar. ¿Por qué no lo hacemos? Aquí entro en el terreno de las hipótesis. Es indudable que muchos de nuestros colegios no están preparados para asignaturas eminentemente experimentales con laboratorios debidamente equipados. Pero también es cierto que a estas edades podemos y debemos realizar experiencias que no requieran un equipamiento especial. Cada vez existen más recursos en dónde poder sacar experiencias asequibles a cualquier entorno. Pero experimentar significa grupos reducidos y atención más individualizada. No deberiamos desaprovechar una de las, para mi, mejores etapas para enseñar las bases de la Ciencia y de la Química.

Y como he dicho los niños preguntan y preguntan muchas veces de forma inteligente. Por ser niños no debemos suponer que sus preguntas sean simples. ¡Y no se quedaran contentos con “eso no toca ahora”!

Una buena combinación de adecuada formación del profesorado de Educación Primaria en Ciencias unida a una estimulación (recursos humanos y materiales) hacía la experimentalidad son claves para una sólida formación científica en Educación Primaria.  

Y en este sentido la Universidad, como etapa educativa superior, tiene que ser trascendental. En ella se forman los futuros maestros y estos deben de ver las Ciencias Experimentales, no como un obstáculo raro en su carrera para dar clase a niños, sino como una oportunidad de obtener nuevos y diferentes recursos docentes. Hablando de Química creo necesario que los propios profesores e investigadores de los departamentos de Química nos impliquemos en esta formación. No es necesario ser especialista en didáctica para poder transmitir la pasión por una disciplina. La Química tiene su reverso tenebroso en la quimiofobia que tratamos de evitar, pero tiene su lado maravilloso de Ciencia eminentemente experimental. Y algo que está a nuestro favor; estamos rodeado de ella. Debemos de abrir los laboratorios de Química también a Educación Secundaria Obligatoria y a Educación Primaria. La Química no debe de ser vista como algo lejano que se realiza en extraños laboratorios.

Y todo esto los profesores, investigadores, científicos lo debemos hacer, si se me permite la expresión, de forma egoísta. Por dos motivos:

     Queremos, como hemos comentado antes, que la Sociedad no tenga miedo a la Química. Que vea en ella las soluciones a muchos de sus problemas y la identifique con progreso. Eso, entre otras cosas, nos hará menos difícil como científicos, reclamar más dinero público para las investigaciones.

     Como profesores de Universidad e investigadores queremos buenos alumnos en nuestras aulas de Química. Alumnos motivados, entusiastas y vocacionales que luego se puedan integrar en los grupos de investigación. Una buena clave para ello es invertir un poco de tiempo en los más jóvenes.

Muchas de estas ideas vienen perfectamente descritas en el Informe Enciende (http://www.cosce.org/pdf/Informe_ENCIENDE.pdf). Enciende es ENseñanza de las CIENcias en la Didáctica Escolar, un proyecto impulsado por la COSCE (Confederación de Sociedades Científicas de España) para fomentar la enseñanza de las ciencias en las edades más tempranas. Su plataforma web (http://enciende.cosce.org/) es un gran directorio de recursos y de proyectos de doble vuelta. Es decir, los ofertados por profesores, investigadores… y los demandamos por los colegios. Además publica un boletín periódico llamado “Chispas de la Ciencia” con interesantes artículos.



Como profesores de Universidad y científicos debemos de trabajar en esa dirección y pedir una mayor presencia de la Ciencia (y la Química en particular) en los estudios de Educación Primaria. Reivindicar una mayor especialización y/o formación de los futuros docentes en aspectos científicos. Además esta formación debería de involucrar a la enseñanza secundaria y a la universitaria. Y para todo ello es necesario una pequeña implicación por nuestra parte. No es necesario invertir mucho tiempo, y a veces simples gestos pueden suponer mucho para la Educación Primaria. Un niño de 7 años entrando en una laboratorio, con una bata y unas gafas puede ser el comienzo de una brillante carrera científica. Muchos niños en contacto con la Ciencia son el futuro de una sociedad más informada, más libre y más democrática. 


Este post salió previamente en la red de la mano de Luis Moreno profesor de Física y Química en C. Tres Olivos. Si te gusta la enseñanza de la Química, no le pierdas la pista.

37Carnaval

Esta entrada participa en el XXXVII Carnaval de la Química – Edición Rb – alojado en el blog “ISQCH – Moléculas a reacción”

Posted on miércoles, julio 30, 2014 by Héctor Busto

1 comment

11 julio 2014

A partir de ahora la actualización de este blog será más esporádica. Nuevas tareas van a "distraer" un poco más mi atención. La dirección de la nueva Escuela de Máster y Doctorado de la Universidad de La Rioja me va a dejar poco tiempo para tareas divulgativas. No quiero dejarlo. Pero habrá meses sin ningún post.

Antes os dejo la presentación que he hecho para la V Escuela de verano de Historia de la Química. Ha sido un placer poder intervenir en la misma, con un plantel de excepcional ponentes y genialmente dirigida por Pedro Campos. 

En plena acción


El título de mi charla: Enseñanza de la Química: de la Institución Libre de Enseñanza al iPad

Espero que os guste





37Carnaval
Esta entrada participa en el XXXVII Carnaval de la Química – Edición Rb – alojado en el blog “ISQCH – Moléculas a reacción”

Posted on viernes, julio 11, 2014 by Héctor Busto

2 comments